Durante el embarazo, nosotras las mujeres, tenemos muchos cambios físicos, hormonales y emocionales mientras que el feto se desarrollará cada semana de una manera asombrosa. No hablaré aquí de la maravilla de nuestra naturaleza ya que hay mucha información disponible sobre esto. Me gustaría enfocarme y compartir lo que sucede con la energía y con el alma tanto tuya como la del bebé durante estos 9 meses.

Cuando una pareja ha concebido, el alma del bebé por nacer entra a un plano espiritual especial donde están todas las almas que han decidido reencarnar. Durante este período, el alma comienza un estado de sueño donde poco a poco empieza a bajar su vibración de luz, preparándose para estar en un estado más denso y así poder entrar en la materia física. Al ir bajando su vibración también es cuando también va olvidando quién es realmente como ser de luz.

LA ENTRADA DEL ALMA

El alma del bebé entra al feto normalmente a los 3-4 meses del embarazo, o un poco más tarde si está teniendo dificultades en ajustarse a la gran densidad del plano físico. La llegada del alma del bebé al útero es un momento muy especial y sagrado.

+ Haremos un Tratamiento de Sanación Sagrada con activaciones especiales para ayudar a que el alma del bebé conecte con el feto y su madre.

Durante el embarazo se crea un cordón umbilical energético entre el chakra umbilical de la madre y el bebé que rodea y ayuda al buen funcionamiento del cordón umbilical físico. También se crean lazos energéticos en el chakra del ajna (también conocido como tercer ojo) que permite al alma del bebé comunicarse con su madre en sueños o durante momentos de tranquilidad profunda como durante la meditación.

En los 9 meses del embarazo, el alma usa un túnel energético que le permite entrar y salir de los planos espirituales al plano físico para que pueda ir acostumbrándose a esta transición física. Cuando salen no suelen ir muy lejos y normalmente se quedan dentro del aura de la madre.

+ Haremos un taller para ti y tu pareja para que podáis aprender a Meditar y haceros auto-sanción con las enseñanzas Paramita®. Esto les permitirá limpiar y crear armonía en vuestra energía y la del bebé para favorecer todos los cambios físicos, emocionales y energéticos que ambos vais a tener.

+ También aprenderéis como mantener el cordón umbilical energético en buen estado y podrán fortalecer ambos (madre y padre) los lazos de comunicación entre vosotros y el alma de vuestro bebé. Todo esto ayudará al alma del bebé sentirse segura de que ha hecho una buena elección y que desee continuar con su proceso para nacer.

+ Podemos hacer 3 Tratamientos de Sanación Sagrada a distancia o en persona repartidas en los meses que quedan de embarazo para apoyar todos estos cambios.

EL NACIMIENTO

Aunque a nosotros nos encante celebrar el momento del nacimiento y lo llamemos “dar a luz”, en realidad desde un punto de vista espiritual es un momento de gran pesar para el alma que llega. Para las almas que nacen es la transición de un mundo precioso de luz… a un mundo denso con un cuerpo físico. Es por esto que para el alma que nace es un momento de gran dolor, confusión y a veces de arrepentimiento.

Durante el parto es muy importante crear un ambiente con una energía de alta vibración y que la madre y el padre estén conectados con ella irradiándole energía para que el alma al nacer sienta este Amor Puro y Luz rodeándole.

+ Haremos un Taller para un Parto lleno de Luz donde aprenderás como hacer que el parto sea una experiencia rodeada de Amor Puro y Luz. También contarás con mi apoyo energético a distancia durante todo el parto.

¿Qué incluye?

+ Taller de Meditación Paramita® – Despertando el Corazón Nivel I (o continuar con el Nivel II)
+ 1 Tratamiento de Sanación Sagrada a los 3-4 meses para la llegada del Alma
+ Taller un Parto lleno de Luz con acompañamiento a distancia el día del parto

INVERSIÓN & TIEMPO REQUERIDO

El programa completo tiene una inversión de 375 euros. Si quieres alojarte en La Calma te recomendaríamos venir cuando tengas por lo menos 4 meses de embarazo y te quedes 2-3 noches.

También podemos agregar 3 Tratamientos de sanción Sagrada, a distancia o en persona, repartidas en los meses que quedan del embarazo por 175 euros.