El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento las riendas, y los sentimientos los caballos. Platón

A veces sentimos que nuestras emociones (o caballos según esta frase de Platón) están desbocadas.

En estas situaciones hay que coger las riendas (nuestros pensamientos) con más precisión para
tomar el control nuevamente. Si pensamos positivo podremos calmar y cambiar nuestras emociones.

También es importante recordar que nosotros somos quienes conducimos nuestras vidas. Nosotros decidimos con nuestras riendas y caballos a que velocidad ir y en que dirección.

Un abrazo xxx
Morelia

Para ver mensajes de inspiración como éste síguenos en Facebook/Lacalmarelax y Twitter/lacalmarelax.